Érase una vez… Once Upon a Time… Cells at work!

Recuerdo los capítulos de la serie de érase una vez con la nostalgia de la infancia, y aunque no tengo memoria de haber aprendido mucho con ellos, hay imágenes que no se pueden olvidar, como los glóbulos rojos cargados con las pompas de oxígeno a sus espaldas por todo el cuerpo.

hataraku-saibou-240-2339900Este año el anime nos han traído la historia de Hataraku Saibo (Cells at work!), una historia sobre el cuerpo humano, parecida y diferente a ese érase una vez de hace unos años. Mucho más completa, instructiva y a la vez emocionante. En cada capítulo acompañamos a una olvidadiza célula roja en su misión de trasladar oxígeno a las células del cuerpo, mientras los glóbulos blancos se encargan de protegerlo y las plaquetas de repararlo. Los personajes son entrañables, tanto células como virus y bacterias. Todos tienen su personalidad acorde a su función en nuestro cuerpo y cumplirán su misión en nuestro interior.

No quiero desvelar más de esta historia, pero si os gusta la animación y queréis aprovechar para además aprender un poco sobre nuestro cuerpo, os recomiendo que le echéis un vistazo a este anime. En Japón su éxito ha sido tanto que lo han emitido dos veces en televisión!


I still remember Once Upon a Time as a childhood cartoon I used to like. I don’t remember learning anything from it but the picture of the red blood cells carring oxygen bubbles in their back is still in my mind.

This year Japan released an anime (Japanese cartoon) called Cells at Work!, a story like Once Upon a Time with a different point of view. Cells at Work! focuses on show us how the cells interact among them while fighting viruses and bacteria. You can find a lot more action in this serie than in OUaT along with a characteristic personality for each one of the character in the anime. Everyone will try their best accomplishing their mission inside the human body, but we can let the viruses win the battle.

I don’t want to get into too many details. If you like cartoons and want to learn a bit about our body, I recommend you to watch this anime. It success in Japan has been so much that it has been broadcast twice on TV!

I apologize for the mistakes the translation could have
Anuncios

La presencia de las mujeres

Aunque el título de esta publicación pueda sonar muy polémico, no es ni mucho menos mi intención, sino que lo que vengo a exponer son unos pensamientos, basados en una experiencia reciente.

Desde hace más de un año trabajo día a día investigando el temario de Primaria y Secundaria, informándome, leyendo y comparando información, con libros, páginas web… una investigación lo más a fondo posible para crear proyectos de calidad.

Durante estas investigaciones, han sido varias las ocasiones en las que he tenido que documentarme sobre mujeres importantes o relevantes en diferentes momentos de la historia y en diferentes áreas de conocimiento, científicas, músicas, poetas… Y cuanto más nos acercamos al día de hoy mayor es la cantidad de referencias que se pueden encontrar de forma accesible sobre mujeres, pero si nos remontamos a la época clásica… Y luego si encima nos salimos de los ámbitos artísticos o científicos y nos vamos al deporte… Google me ha llegado a ofrecer a las 10 mujeres más guapas de las olimpiadas, cuando trataba de buscar a mujeres destacadas en este evento. Pero al final encontré lo que iba buscando, así que no voy a entrar a debatir ese punto.

La reflexión sobre este tema podría llevarme a tratar muchos otros temas más profundos, pero me pregunto ¿de verdad no se puede rescatar algo de historia sobre las mujeres en la época clásica? Algo más harían a parte de casarse, a parte de tener hijos… Me encantaría poder llegar a clase un día con mis niños y poder darles tantos ejemplos femeninos como masculinos, aunque a mí solo me hayan enseñado los segundos.

wonder_woman___minimalist_by_sephiroth508-dbaxrxn
Fuente – https://sephiroth508.deviantart.com/art/Wonder-Woman-Minimalist-683499947

Sábanas blancas

Hace mucho que no publico ningún relato, porque no quiero forzar una inspiración inexistente a aparecer. Os dejo un microrrelato que escribí hace tiempo.

En la oscuridad de los sueños no se ven estrellas y el negro horizonte se transforma en un lienzo sin límites que sobrevuela la imaginación. El poder de un deseo, la fuerza de una ilusión, la aspiración de un futuro, todo parece posible hasta que los párpados se alzan. Y aunque el mundo haya renegado de esos momentos, yo los disfruto. He aprendido a valorar lo que los demás desprecian a plena vista. No fue fácil, ni para mí, ni para mi familia, pero así soy. Al igual que mis ancestros, al contrario que mis más cercanos antecesores, yo he conservado el gen durmiente, que obliga a mi cuerpo a arroparse cada noche entre las sábanas de la cama. El día no tiene significado para los que me rodean, sus 24 horas se unen a las siguientes, una y otra vez, una y otra vez, sin descanso. La vida es demasiado corta para detenerse en un sueño. Y yo ahora me pregunto ¿cómo pueden vivir sin dejar a la mente volar? Mientras ellos susurran cómo puedo yo vivir dejando pasar las horas. Insensatos que desprecian lo que temen, de donde proceden, en pro de una artificial evolución, que soy incapaz de defender. Porque para mí una vida no es vida sin sueños, aunque los demás hayan renegado de ellos buscando un aprovechamiento efímero de los días que pasan al mismo ritmo, pero no igual para todos. Nada es igual, ni se parece, cuando tienes el tiempo a tu favor, y dejas la mente fluir con las estrellas y el cielo. Corriendo por todo, para todo, muchos son los conocimientos que se llevan aprendiendo desde el pasado, pero ni uno solo de ellos apareció con prisa, aunque así sea como quieren aprenderlos ahora. Sin detenerse a observar el firmamento que nos vio crecer, y nos recuerda que por mucho que corramos, nuestro destino estará siempre en sus manos. Y así, el resto, se mantienen ignorantes a los placeres reales de la vida, tumbarse a contemplar el cielo, saborear el viento, convertirse en héroes, princesas y villanos con cada atardecer, en el que el sedoso tacto de unas sábanas blancas arropan tu cuerpo, mente y esperanza, dando vida a un nuevo amanecer.